lunes, 29 de agosto de 2011

De diarios

Tener un diario actualizado causa sensaciones agradables, muy parecido a desempolvar álbumes y reírte de tus genitales sumergidos en una bañera de Minnie cuando contabas con escasos meses de existencia. No se trata de simples anotaciones sino de, básicamente, la historia de una vida escrita por puño y letra de su protagonista. Es, además de divertido, un ejercicio de repaso y auto evaluación. No tienes idea de lo mucho que te sorprenderás echándole un vistazo a la versión de ti en el pasado. He aquí algunas recomendaciones a la hora de redactar tu querido diario: 


1. Evita escribir en código, por ejemplo: “hoy vi al idiota éste y conversamos sobre la arrechera del otro día”. Se puntual ya que seguramente querrás recordar a qué idiota y a qué arrechera te referías.

2. Registra la fecha completa, incluyendo día. Resultará simpático recordar momentos especiales sin la tediosa necesidad de recurrir a un calendario.  

3. Sé tan sincero como sea posible, que no te de pudor con tu alter ego/conciencia;  escribe tal cual lo necesites hacer, vomita el sentimiento en su estado natural, sin abstenciones. Es por ello que se recomienda no dejar pasar mucho tiempo entre la experiencia vivida y el momento de escribirla, para que no pierda esencia.

4.Mantener un diario es asunto de constancia. Hasta en días agotadores puedes sumar un gramo de esfuerzo para, al menos, anotar palabras claves que te permitan desarrollarlas cuando cuentes con tiempo y disposición.

5.     Usa lapicero. No querrás tener restos de grafito poco menos que invisibles al cabo de algunos años.

6.     Resume, intenta darle relevancia a los hechos que merecen ser relatados.

7. Marca, subraya, resalta los sucesos importantes, aquellos que se viven una sola vez. Al pasear por las hojas de tu querido diario querrás ubicar rápido   el matrimonio, la graduación, el cumpleaños, día de la madre, del padre, de la virginidad perdida, navidad y otros eventos cuyo impacto merece estar bajo resaltador.

8.  Mantén en un lugar libre de posibles accidentes (el perro y sus antojos de papel, hornillas, lugares húmedos).

9. Conserva fuera del alcance de…todos.

10. Ten presente que la única manera de tener un buen diario es haciendo de tu vida una buena historia que te gustaría volver a leer.

[ ]

14 comentarios:

  1. No sabes el significado que tienen los diarios en mi vida. Desde hace años escribo en ellos, (vah, en realidad son solo cuadernos que destino para ese uso), todo lo que vivo, o lo que sea que quiera escribir en su momento.
    Y, a veces, al pasar el tiempo los leo y no puedo creer lo que dije, sentí, o pensaba en ese pasado. Hoy, el actual es tan diferente, pero no menos importante, ni útil, ni triste, ni divertido.

    Lo que escribiste está muy bueno, me ha provocado reirme, al recordar cosas que van perfecto con algunnos de tus puntos, como emocionarme por el último item que me deja pensando mucho.

    ResponderEliminar
  2. Es un post interesante, especialmente en un mundo 2.0 revolucionado por las comunicaciones electrónicas que han hecho que los blogs se ocnviertan en las versiones actuales de lso diarios de antaño.

    Yo era de diarios, aunque con tantas mudanzas no sé ya en dónde han quedado aquellas libretas de Anne Geddes que sirvieron de testigo a todas las anécdotas de una etapa de mi vida.

    El tip q más me gustó es el número 3, aunque también es un arma de doble filo, especilamente cuando tu diario no está fuera del alcance de todos sino colgado en una red pública y uno es tan ingenuo para pensar q nadie del entorno se topará nunca con él...

    Esto ha hecho q deje en misterio muchas de las cosas q escribo, porque al principio escribía sin censura pero esto me trajo problemas. Hace días comentaste en mi espacio q te imaginabas q Coraline no era mi nombre real, y tienes razón. No es más q un seudónimo, pero a pesar de eso sigo manteniendo mis posts lo más sinceros q puedo aunque cuidando más lo de las identidades ajenas....

    ResponderEliminar
  3. Es un post interesante, especialmente en un mundo 2.0 revolucionado por las comunicaciones electrónicas que han hecho que los blogs se ocnviertan en las versiones actuales de lso diarios de antaño.

    Yo era de diarios, aunque con tantas mudanzas no sé ya en dónde han quedado aquellas libretas de Anne Geddes que sirvieron de testigo a todas las anécdotas de una etapa de mi vida.

    El tip q más me gustó es el número 3, aunque también es un arma de doble filo, especilamente cuando tu diario no está fuera del alcance de todos sino colgado en una red pública y uno es tan ingenuo para pensar q nadie del entorno se topará nunca con él...

    Esto ha hecho q deje en misterio muchas de las cosas q escribo, porque al principio escribía sin censura pero esto me trajo problemas. Hace días comentaste en mi espacio q te imaginabas q Coraline no era mi nombre real, y tienes razón. No es más q un seudónimo, pero a pesar de eso sigo manteniendo mis posts lo más sinceros q puedo aunque cuidando más lo de las identidades ajenas....

    ResponderEliminar
  4. La recomendación 10 lo dice todo.

    Por otro lado, diría que hay que moderarse con la catarsis. Yo me encontré con mis diarios de cuando tenía 16 y quedé tan asqueado y descontento con lo que escribía que los quemé en la parrillera. Fue divertido ver fantasmas arder, pero también algo triste porque a pesar de tener malos recuerdos habían detalles como los dibujos a los cuales me apegue pero no pensaba conservar porque me llevarían a lo mismo que estaba calcinándose.

    Excelente post Mich :D

    ResponderEliminar
  5. Me gustan tus recomendaciones!
    Nunca he sido capaz de tener un diario, lo he intentado ya un montonazo de veces pero siempre me come el tiempo... y el no saber qué contar supongo.

    Besos

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola!

    He creado un blog con ropa de segunda mano, así como complementos, cosmética y calzado.
    Marcas como Dior, Sephora, Bourjois, Zara, Vienty, bdba, Pull and Bear...
    Anímate y échale un vistazo! Quiás encuentres algo :)

    http://armario-abierto.blogspot.com

    ResponderEliminar
  7. Yo tenía uno pero me lo pillaron y lo leyeron.
    Y lo dejé.

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. El nombre de Toro Salvaje en mi blog es en relación al protagonista de esta película:

    http://www.filmaffinity.com/es/film789039.html

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. hola hola, saludos desde el centro de argentina! yo desde chico lleve un diario, inventaba incluso codigos secretos pero eso no es recomendable...
    hoy tengo una vitacora. ya que la vida es un viaje ( aereo, acuatico, terrestre o subterrraneo), le llame asi y se que no es original pero me va. excelente el trago del dia! (judith) un beso!

    ResponderEliminar
  10. Quemé todos mis diarios, cada escrito, cada cuaderno... y sí, ahora es cuando me arrepiento de haberlo hecho, es una mala manía, de escribir, desahogarme y borrar. Interminable.

    ResponderEliminar
  11. Buen post, chamita.
    Se me había olvidado como escribías fuera de lo abstracto.

    ResponderEliminar
  12. Solia llevar un diario, hasta el dia en que decidi leer lo que habia escrito y me dio terror de lo que soy capaz de vomitar en ciertos momentos, alli paré.

    ResponderEliminar
  13. Lo malo es siempre es díficil mantenerlo al día, yo no puedo hacerlo. Pero cuando la necesidad de escribir llama, pues llama y cierto, con el tiempo es interesante releer lo que decias. A veces, hasta puedes pensar "hey, que genial era" y otras, te ayuda a tener perspectiva.

    ResponderEliminar