miércoles, 23 de septiembre de 2015

CÁPSULA N° 43: CATWALK

Haga de su cuerpo un experimento, de su vista un caleidoscopio, quítese la cabeza como un sombrero y deje atrás esa armadura oxidada. Olvide cómo se llama, imagínese existiendo con el nombre que más le gusta, con un rostro que siempre sonríe y un desvelo inaudito que le haga dudar si está despierto, medianamente dormido o siendo un sueño infinito. Estírese, abúrrase, dude, llore, vea 100 películas, fantasee, tóquese fantaseando. Hágalo otra vez.  Pase de largo, tome otra ruta. Pregunte por la dirección de un lugar que acabó de inventar. Llegue. Sorpréndase. No deje que nadie le diga que no solo porque el camino no ha sido transitado. Ábrase paso, diseñe su ruta y seduzca con un inolvidable catwalk. 

¿O acaso nació para algo distinto?


[ ]