jueves, 14 de abril de 2016

CÁPSULA N° 50: REZO

Conectar contigo y que de ello nazcan todos los árboles, las nubes, las mariposas, las cerezas, los panales. Somos ríos, su fuerza, el aire, su suspiro. Tu conexión y la mía surcando este plano que vivimos desde un momento eureka de otra vida en la que nos conocimos.

Solo pido…

Que cuando me vaya de paseo a la vida que sigue me queden tus ojos alucinógenos y la alegría en ellos, tus esencias a frutas y hierbas frescas en la memoria, la calma de la tierra tibia en mi vientre, que tus besos me queden tatuados como el peso en la piel del elefante, que tus aromas me absorban, me lleven y me devuelvan a este grato viaje, que tus sabores perduren en mis gustos apenas mortales.  

Me filtras, me atraviesas, me atas, me sumerges y me rescatas. Me iluminas, me calmas, me resucitas, me desarmas, me elevas con tus alas, me suavizas, me fortaleces, me descubres, me levantas, me alivias, me conmueves, me inspiras. Haces de mí una galaxia ingrávida colmada de silencio y de pronto silbidos cada 50 años luz.  Me diriges, me alientas, me revelas pero lo que más me gusta es que me sonrías.

Solo pido…

Que a esta emoción le crezcan ramas nuevas todos los días.

[ ]

No hay comentarios:

Publicar un comentario