sábado, 30 de marzo de 2013

Resumen toronja


Me gusta la piel blanca, se les transparenta el sonrojo, el calor, la euforia y el enojo. Me gusta que se encienda cuando grita, cuando la presionas y se ramifica la sangre rápido, convulsionando las venas en ese intenso son de verdes pálidos  y circuitos lila. Las puntitas de los dedos se crispan con el frío pintando un resumen toronja a lo largo de  la huella digital. El contorno de las cejas se expone rosa cuando lloran, las boquitas se inflaman de forma curiosa con el mentol de la crema dental, con la astringencia de algunos líquidos, después de bostezar y recogerse en su propio incendio, o con el simple roce de otra boquita tocona cuya obediencia se desarma para morder a tajos, con tierno e irreversible desespero. Cuando chupan hielo, cuando se aprietan por la risa, cuando se alivian la resequedad con la lengua sanando las grietas dejadas por el calor. Cuando se estremecen ante una duda intermitente. Cuando se preparan para saborear. 
En fin. 
Sólo quería ofrecer mi pensamiento como la reliquia que tu palidez conserve.  

[]

3 comentarios:

  1. Tu pensamiento me interesa.
    No sé de donde viene pero es especial.

    ResponderEliminar
  2. Hermosas palabras, ¡como siempre! Yo odio un poco la piel blanca, ahora mismo parezco un fantasma y no hay colorete que ruborice mis pómulos ni auto-bronceador que haga la magia. Lo que yo necesito urgentemente es un coctel de sol+mar+arena, pero entonces paso de ser casparin a tener las pecas negras y el rostro manchado. ¡Qué fastidio! Preferiría que mi piel fuese color canela. La vida fuese más fácil así.

    ResponderEliminar