lunes, 8 de noviembre de 2010

Sueño, luego existo



Los sueños son una extensión de las experiencias despiertas. No sé si eso es verdad, pero es mi verdad. Si quieres escudriñar tu intimidad, tocar las fosas de lo más entrañable, sueña. Es una manifestación en segundo plano de la alianza que tus instintos y el subconsciente tramaron …sin dejártelo saber. Supone la travesía a lo inexplorado, a futuros, a pasados que parecían olvidados. Abomban y retuercen la vista como el caleidoscopio lo haría. Y de esto aún nadie sabe lo suficiente como para tener la potestad de llamarme mentirosa. Salgamos a la calle, preguntémosle a la gente. O mejor aún, al indigente.

[ ]

8 comentarios:

  1. de no ser por el sueño enloqueceríamos, y sin los sueños se pierde algo del color, es un buen asunto anotarlos, te dan pistas.

    ResponderEliminar
  2. hace rato que no sueño;lo unico que se es que despierto sin recordar nada.. Maldito subconciente, me tocara reconciliarme con él.

    Me gusto, gracias Mich.!

    ResponderEliminar
  3. Es bueno saber que te inspiró mi sueño, para escribir esto(: Y sí, nuestro subconciente habla mucho de quienes somos realmente y lo que ocultamos, aunque según los expertos, lo que soñamos es invertido en la realidad. Creo que haré un escrito de esto. Jajaja! XD

    ResponderEliminar
  4. Para hacer los sueños realidad primero tienes que despertar, para saber que debes hacer realidad primero tienes que soñar

    ResponderEliminar
  5. El indigente dirá lo mismo que nosotros: verdad! verdad! verdad!

    ResponderEliminar
  6. hola ! Buenisimo tu blog =)me encanta que la gente tenga esa facilidad para escribir y que todo concuerde y me identifique con eso =) tenes ese don ! yo tambien te sigo ! Saludos =D

    ResponderEliminar