domingo, 26 de julio de 2009

Primaveras

Mi mamá está próxima a sumarle 20 a sus 20. Y creo que el evento me enternece más a mí que a ella misma. Pero lo ha tomado muy bien. Últimamente hablamos mucho de eso. De pronto le da por echarme sus cuentos de adolescencia y yo la escucho atenta por lo hipnótica que resulta su manera de relatar aquellos episodios de tardes tibias. 


Me gusta dejar en sus manos mis horas, buscarle el color a todo aquello que el tiempo ha desvanecido, dejarme absorber por sus palabras chispeantes y pedacitos de pasado memorables. Lo hace con el alma hecha un vendaval, con la alegría de quien descubrió un nuevo continente; amena y sincera, cómoda en su discurso, tan íntima y contagiosa. Ella es de esas mujeres con carácter recio, que por minutos te hacen tragar grueso. Es insistente con lo que quiere. Imponente y autoritaria. Desesperada y altanera. Atenta y sensible. De hecho recurre a ese coraje frívolo cuando se siente vulnerable. Creo… 


Su vitalidad parece nunca agotarse. Es dueña de un temple inquebrantable con el que muchos débiles sueñan. Es un don. No cualquiera fractura el piso cuando camina. No cualquiera hace de las lágrimas un chiste. No cualquier día se le suma un año a la colección de primaveras. 



[ ]

8 comentarios:

  1. Es cierto! la manera como los padres relatan sus cuentos de jovenes y sus experiencias es como hipnótica.. tal vez sea por lo interesante que sería ver a nuestros padres hacer eso

    Muacks!

    ResponderEliminar
  2. Mis padres siempre me cuentan historia de lo mal que se la han pasado, si están alcoholizados es peor porque extienden e inventan las historias... me cuentan de como mi madre ha parido 3 veces, del cacho de mi papá, de las 100 veces que volcó el carro y salió ileso, de la plomazon del 89 y el 92 en venezuela... terrible... me han hecho saber que las penurias que he vivido son casi congenitas y hereditarias.

    le hecho un poquito de brady a mi café y brindo por su querida señora madre

    ¡salud!

    ResponderEliminar
  3. no veo las horas de poder atormentar a mi hijo con mis historias, por ahora solo quiere esciuchar cuentos

    ResponderEliminar
  4. es bueno saber que las madres
    hablan de las cosas que realizaron de
    Adolescentes, yo lo hago con la mia; pero es
    muy extraño, ya que siempre que terminamos peleando yo le digo"pero si tu lohacias"

    Y ella dice " por eso no te cuento nada"
    Jaa Que divertido ¬¬



    Un placer leerle Meesh

    ResponderEliminar
  5. Qué hermoso lo que has escrito sobre tu madre ... que cariño y ternura ...
    Todo cambio de folio es un hito!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. u really have a beautiful site,,nice template..interesting topics, and an cleann. clear themplate..easy to read.Congrats!

    ResponderEliminar
  7. Que buen uso de los adjetivos, quisiera conocer mas a mi madre. O verla con mis ojos de 6 a 16 años otra vez. Se me perdio en el camino, ya no se su historia... T_T

    ResponderEliminar
  8. Después de la idealización infantil, y de la rebeldía adolescente, uno vuelve a los padres como adulto. Ese momento en que se puede compartir de igual a igual, es hermoso.

    ResponderEliminar