domingo, 3 de enero de 2016

CÁPSULA N° 47: COLITA DE RANA

Llorar desarma, desnuda, revela, transparenta, oxigena, regenera y genera nuevas maneras de ver lo que fue, lo que es, lo que sigue. Del llanto nace la rabia y de la rabia cualquier otra sutura que creíamos cerrada. El llanto presagia, levanta fortalezas, amenaza, te hace fruncir desde el ceño hasta el orto, derriba lo ensayado, ralentiza la vida agudizando la vista a varios micromomentos que pedían ser aclarados, llorar sana, es el único acto humano que reduce a añicos las dimensiones polares de la felicidad y la tristeza, del amor y del odio. Enjuaga los ojos y después de eso...sonreír se siente mejor.

[ ]

2 comentarios: