jueves, 19 de julio de 2012

Reo jo


Muchas horas, mucha espera, mucha brisa, mucho miedo, muchas arrugas en el entrecejo, muchos poros abriendo canales y riachuelos, mucha sal, poca agua, muchos zapatos, pocos caminos, muchas armas para tan pocos cuerpos, poco el espacio para tantos trechos. Mucha mierda, poco cloro. De apellido un número, ron y cerrojos, mucha teta, poca leche. Muchas jeringas en venas disparejas. Es que ya son tantos los sueños retenidos en este tejado que a todos queda lejano.

[  ]



No hay comentarios:

Publicar un comentario