viernes, 4 de junio de 2010

El cliché



Recordarte me produce de esa alegría raquítica que encharca los ojos a traición.
Una alegría tan poco convincente que se convierte en religión.
Alegría relativa, de la que se inventa en conjunto con sonrisas de mera fachada.
Tan relativa que desanima llamarla alegría.
Tanto desánimo, para tan poquito corazón.


Y nace el cliché de extrañarse, de reírse al caminar entre el bululú, de procurar un café cuando llovizna. Tan distante que se convierte en mentira. Conmovedora, pero insuficiente para acelerar un torrente sanguíneo con graves filtraciones de origen, como el mío. 


Se comporta como las drogas y sus efectos, como el tobogán del que desciende primero el cuerpo y luego el alma. Así es esta alegría, incómoda, quizás un poco impuntual. Arbitraria. Se pasea a su antojo en las instalaciones del pedacito de pecho que me quedó, se cuela por entre los huesos y de a poquito los alimenta para luego quebrarlos y continuar siendo… (maldita sea), continuar siendo esa alegría mediocre que sólo me deja un cansancio oceánico entre el “estoy bien” y “abajo todo el mundo, que ando armada”. 

[ ]




12 comentarios:

  1. Una sonrisa socarrona ha provocado por aquí, por mi aquí. Una en el ceño, sí. ¿Que por qué? Y yo qué sé, pero ha sido así.
    Continúe con el toque, no permita a los pies de su locura que dejen tocar el suelo al balón de las letras que mantiene en el aire a modo de lectura.

    Y, claro, desde el mismo aquí se le saluda. xD

    ResponderEliminar
  2. Mira que querer dispararle a la alegría y las golondrinas! Aunque bueno, hay días y días:) buen findeee:))

    ResponderEliminar
  3. caramaba estás llena de provocaciones, aunque algunas sean un poco asesinas....
    besos.

    ResponderEliminar
  4. Uffff, qué intenso!
    es alegría?
    Qué lindo los tiros al aire pero qué injustos.
    Ten el valor de disparar a lo que valga la pena.

    Saludos desde Mundo Aquilante!

    ResponderEliminar
  5. En definitiva, tienes toda la razon, escribes muuuuy bien jejeje

    lo contrario mi verdad? jajaja

    saludos

    ResponderEliminar
  6. Un recuerdo, un viaje: todo recuerdo viaje es arbitrario... Se impone un recuerdo como una asociacion, la lluvia con las nubes, las ganas de matar pajaros con recuerdos..

    me encanta como escribes, pero eso ya lo sabes
    druida

    ResponderEliminar
  7. Menos mal Michelle que al final esos disparos no serán más que fuegos de artificio y serpentinas de colores porque un corazón como el tuyo, con esa capacidad de transmitir ... lo siento, sólo puede matarnos de alegría por haberte descubierto! No creas que no te entiendo pero la actitud es lo que cuenta! Muacc

    ResponderEliminar
  8. Basta ya de mujeres tristes por los desamores...

    ResponderEliminar
  9. Es que me gusta cómo escribes, inevitablemente *.*

    ResponderEliminar
  10. Es alegría? ¿Porqué me pareció que no querías sentirla? tal vez te malentendí :/

    saludos!

    ResponderEliminar