lunes, 19 de abril de 2010

Huésped

Se me hace necesario hablarte, así en plan charla relajada, sentados en un café de esos cuyos meseros cumplen con el riguroso requisito de la torpeza. Quiero decirte, amor mío y de muchas más, que nunca fuiste mi favorito, pero da la casualidad que di contigo en el momento más vulnerable de mi vida, cuando tenía la tensión baja y ni con azuquita subía. Yo te dedicaría una canción, pero tan poco memorable le eres a mi piel que reboto en el intento. Te ruego la perdones. Parlamentemos un poco, que nunca lo hicimos, invece hablábamos de lo mucho que te gustaba el calor de la playa y la arena entre los dedos, mientras yo asentaba con la cabeza para economizar discusiones. A estas alturas confieso, desagüe de mis dolores, que me heriste en el ventrículo derecho y otros toboganes carnosos del músculo de los poetas; pero yo hice del dolor una estructura monocigótica que aborté, y aquí estoy, esperando que el mesero deje de verle el derrière a la rubia para que me traiga azúcar de la morena. 


De que te olvido, te olvido; que si te extraño, cielo, juguemos a decirnos la verdad. Es que ni cuando andaba de tu mano te sentía conmigo, eras viento haciendo espacio en el camino. Vamos, no te ahogues, que no tienes derecho a hacerte el sorprendido. Siempre supiste que te detestaba con fuerza intestinal, pero algo había en ti que... fue esta infusión la que nos unió, y la que espero nos separe en esta tarde de sol playero, tal como te gusta. Dile al mesero que se acerque si quiere evitar una trifulca. ¿No has notado algo? Hoy hemos vencido varios temores, nos tratamos mejor de parlantes que de novios. “Novios”, eso sólo es una canción de Manzanero. Date cuenta que nos miramos a los ojos, nos escuchamos, y me río de tus tonterías porque realmente me causan gracia. Borramos algoritmos para sumar uno+nosotros=uno. Lamento la risita maliciosa, pero ambos sabemos que juntos somos nada. A pesar de todo, tienes licencia para acercarte y susurrar sin censura, aprovecha que mi oreja hoy acepta sobornos de huéspedes como tú.

[ ]

18 comentarios:

  1. Estará muy contento.
    Una decapitación espectacular.
    A ver quien le cose la cabeza luego.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. muy bueno...tú siempre tan encantadoramente cruda y contradictoria. Hermosa

    dru

    ResponderEliminar
  3. En cambio, yo siempre cuento con habitaciones que nunca se llenan...
    Soy confidente de secretos, pero nunca llego a nada más.
    Desde Marte
    Mirna

    ResponderEliminar
  4. Ains... con un café de por medio... no sé hacia dónde miro si te leo, si hacia delante o hacia atrás

    ResponderEliminar
  5. aplauso, medalla y beso, sublime de lectura obligatoria

    ResponderEliminar
  6. con este posto tuyo inauguré una sección en mi blog que se llama "leéte esto"

    ResponderEliminar
  7. muy bien, esto pinta muy bien, sigue escribiendo.

    ResponderEliminar
  8. Pero, pero ¡niña!
    No lo dejes ir, por amor a la vida.
    El que te haya inspirado a escribir:
    "De que te olvido, te olvido; que si te extraño, cielo, juguemos a decirnos la verdad." es genial. Con g de galletadechocolate.
    Bisoux!

    ResponderEliminar
  9. Valiente sí señor, valiente ... hay quienes se engañan y pasan los días, semanas, meses, años ... pasos como este son los que te descubren que siempre es tiempo ganado, siempre!

    Una vez viví una historia similar, como amigos todo era casi perfecto, como "novios" ... prisionera de mi propia vida, me hiciste recordar aquellos días de angustia, de incertidumbre y me has hecho saborear mi ahora ... la de vueltas que da la vida, soy feliz! Muacc

    ResponderEliminar
  10. Te había dicho que escribes deliciosamente hermoso!!!

    Que gran historia, me dejó con la piel chinita, y ese suspiro ahogado entre pecho y espalda!

    ResponderEliminar
  11. las mejores charlas, siempre con café (o té)

    ResponderEliminar
  12. "Es que ni cuando andaba de tu mano te sentía conmigo, eras viento haciendo espacio en el camino" Me deleité con este post, mucho.

    ResponderEliminar
  13. ya lei tus comentarios en cuanto a lo del romanticismo tienes razon pero se me dificulta un poco escribir normal kreeme k lo he intentado en muchas ocasiones pero seguire haciendolo jajaja

    en cuanto a san lucas si es un lugar bonito pero he visitado mejores jajaja lo malo es que no tengo fotos de cancun que es donde realmente vivo te enamorarias del azul turquesa del mar, de la arena tan rica que es y que te podria decir del sol jajaja

    saludos x aca andaremos vale

    ResponderEliminar
  14. jajaja tener amiguitos así esta bueno de vez en cuando.

    pero joder!.. que yo sí que soy experta en estar de "novia" con tipos que detesto...jumm no se porq me sonó tan familiar todo lo que escribiste fack XD

    saludos!

    ResponderEliminar
  15. me gusta la forma en que reconoces una equivocación aceptada o un apego no natural sino sobrenatural e invertido por opuesto. el final ya es puro aborrecimiento: lafarsa ha terminado; no hay amor, tampoco novios. solo dos que son uno y ni siquiera saben adonde van a parar...excepto al desprendimiento y desapego más absoluto. Bravo, glorioso post, me ha encantado.
    Un placer visitar tu blog.
    Un saludo de josef.

    ResponderEliminar